Estimados clientes y colaboradores:

Dada la crisis sanitaria provocada por la propagación del CORONAVIRUS COVID-19 y a la declaración del Estado de Alarma en nuestro país, en nuestra empresa hemos adoptado una serie de medidas tendentes a garantizar el servicio, salvaguardando al máximo la salud de nuestros clientes y colaboradores, así como la salud de nuestros equipos de trabajo.

Hoy por hoy, la mayor parte de nuestros clientes atraviesa la situación más difícil a lo largo de su historia empresarial: no sabemos a qué atenernos, ni con nuestras plantillas de trabajo, ni con nuestros proveedores, entidades financieras, etc.

Medidas frente al COVID-19

Desde nuestra empresa, intentaremos atender de forma ordenada y a la mayor brevedad, el ingente número de solicitudes de carga de mercancías como la cantidad de consultas que nos están realizando. Para ello, con las adecuadas medidas de seguridad, hemos reorganizado el trabajo estableciendo reglas para evitar y reducir la frecuencia y el tipo de contacto de persona a persona, minimizando así la exposición al virus, de forma que, dicha reorganización nos permita prestar, de manera eficiente, los servicios que se nos demandan.

Por tanto, les informamos que trabajaremos a puerta cerrada, sirviendo las mercancías solicitadas de forma ordenada y con el menor numero de personas y el menor contacto físico posible, suprimiendo todo tipo de reunión presencial, (vídeoconferencia, emails y asistencia telefónica), permaneciendo cerrado los almacenes para atención al público, siendo solo autorizadas las cargas via correo electrónico, whatsApp, llamadas telefónicas, etc.

Estas medidas tendrán efectos desde hoy y se mantendrán hasta que desparezca la situación de riesgo derivada de la propagación del COVID-19, salvo que, posteriormente, por disposición gubernativa y en base al Estado de Alarma decretado, haya que adoptar cualquier otro tipo de medida más restrictiva, en cuyo caso, les informaremos inmediatamente.

Personalmente, quiero trasladarles mi preocupación por la situación actual, pues estamos tan desbordados por los acontecimientos como todos Uds; sin embargo, en un momento como éste, debemos anteponer la salud y el bienestar de todas las personas que, a lo largo de los años, han trabajado y colaborado en nuestra empresa.

Esperemos que la situación pueda resolverse lo antes posible, y volvamos de nuevo a la normalidad.

No quisiera despedirme sin transmitirles todo el ánimo posible y que tengan la mayor fuerza en días como éstos, de grandísima complejidad en la toma de decisiones empresariales.

Gracias por su atención.