Promoción del uso responsable de la energía y de los recursos naturales, mantenimiento de la biodiversidad, conservación de los equilibrios ecológicos regionales, mejora de la fertilidad del suelo… son muchos los aspectos positivos de la agricultura ecológica.

¿Conoces los cambios sobre este tipo de producción que entrarán en vigor a partir de 2021? Toma nota de la nueva legislación aprobada por la UE. Compartimos aquí información relevante de la web de la Comisión Europea.

Objetivos de esta agricultura

La agricultura ecológica es un método de producción cuyo objetivo es obtener alimentos utilizando sustancias y procesos naturales. Por ello, la agricultura ecológica tiende a tener un impacto medioambiental limitado, ya que promueve:

  • el uso responsable de la energía y los recursos naturales
  • el mantenimiento de la biodiversidad
  • la conservación de los equilibrios ecológicos regionales
  • la mejora de la fertilidad del suelo
  • el mantenimiento de la calidad del agua.

Además, las normas de la agricultura ecológica persiguen un alto nivel de bienestar animal y exigen de los agricultores que respeten los hábitos de conducta específicos de los animales.

Por su concepción, la normativa de la Unión Europea en materia de agricultura ecológica proporciona una estructura bien definida para obtener productos ecológicos en toda la UE. La meta es satisfacer la demanda de productos ecológicos fiables que emana de los consumidores y garantizar, simultáneamente, un mercado equitativo para los productores, distribuidores y comercializadores.

La agricultura ecológica a partir de 2021

La producción ecológica es un sector de la agricultura de la UE en rápido crecimiento, debido al interés cada vez mayor de los consumidores por los alimentos de este tipo. Para dar respuesta a los retos que plantea esta rápida expansión y dotar al sector de un marco jurídico eficaz, la UE ha aprobado una nueva legislación que entrará en vigor el 1 de enero de 2021.

Entre los cambios que se producirán destacan los siguientes:

  • Se reforzará el sistema de control para desarrollar la confianza de los consumidores en la agricultura ecológica de la UE.
  • Se aplicarán nuevas normas a los productores para facilitar la conversión de los pequeños agricultores a la producción ecológica.
  • Las importaciones estarán sujetas a una nueva normativa que garantizará que todos los productos ecológicos vendidos en la UE sean de la misma calidad.
  • Se ampliará la gama de productos que pueden comercializarse como ecológicos.

Puedes acceder aquí a toda la información relevante.