Un análisis único en su tipo, realizado por un equipo de expertos internacionales dirigido por Rothamsted Research en el Reino Unido, revela que el potencial genético sin explotar del trigo muestra que los rendimientos globales son solo la mitad de lo que podrían ser.

El equipo dice que esta “brecha de rendimiento genético” podría cerrarse mediante el desarrollo de variedades de trigo adaptadas a cada región».

Podéis leer la noticia completa aquí