Los objetivos de la agricultura ecológica son tener un impacto medioambiental limitado, obtener alimentos utilizando sustancias y procesos naturales y promover:

  • El uso de la energía y los recursos naturales
  • El mantenimiento de la biodiversidad
  • La conservación de los equilibrios ecológicos regionales
  • La mejora de la fertilidad del suelo
  • El mantenimiento de la calidad del agua

Asimismo, las normas de la agricultura ecológica persiguen un alto nivel de bienestar animal y exigen de los agricultores que respeten los hábitos de conducta específicos de los animales.

Logotipo ecológico

Para que los agricultores obtengan beneficios de estos métodos, los consumidores deben poder confiar en que se están respetando las normas de producción ecológica. Para lograrlo, la UE mantiene un estricto sistema de control y garantía de cumplimiento que avala la correcta aplicación de las normas y reglamentos de la agricultura ecológica.

Además, los alimentos ecológicos producidos y comercializados en la UE, como son los productos de Cereales Angora, comparten una identidad visual común gracias al logotipo ecológico. Gracias a ello, los consumidores pueden identificar los productos ecológicos y los agricultores pueden comercializarlos en todos los Países de la Unión Europea.

Puedes consultar más información sobre los objetivos de la agricultura ecológica en la web oficial de la Unión Europea