¿Eres productor y te estás planteando cambiar tus cultivos convencionales por cultivos ecológicos? Sin duda, se trata de una decisión realmente notable para el planeta… ¡y muy acertada para tu bolsillo! Recientemente un estudio ha demostrado la gran rentabilidad de este tipo de agricultura. ¿Quieres descubrir por qué los agricultores que optan por esta modalidad obtienen mayores beneficios económicos? Te animamos a visitar el blog de Cereales Angora y a descubrir la razón…

🌿 La clave está en la producción

Si se tiene en cuenta que la agricultura ecológica no emplea plaguicidas, no es de extrañar que los gastos de producción sean menores. Al fin y el cabo, la ausencia de agrotóxicos permite, en este sentido, un gran ahorro. Así, mientras que la agricultura convencional realiza una inversión considerable en productos fitosanitarios, la modalidad “eco” prescinde de ellos. Si bien es cierto que el rendimiento de la agricultura convencional es mayor, el valor en el mercado de los productos ecológicos es más elevado. Por tanto, merece la pena apostar por esta segunda opción.

👉 A tener en cuenta…

 

Como explicábamos en un post anterior sobre productos ecológicos, para que un producto pueda considerarse como tal, sus ingredientes tienen que proceder de la agricultura ecológica. Es decir, los componentes de ese producto tienen que haber sido producidos sin el empleo de recursos químicos y respetando todo lo posible el medio ambiente. Además, para garantizar su procedencia ecológica, es necesario que un organismo experto lo certifique. Así, los productos ecológicos se reconocen fácilmente por su sello de autenticación. Este sello garantiza aspectos como la producción sostenible, los estándares de calidad, el uso restringido de pesticidas, la prohibición del uso e organismos genéticamente modificados…

🌿 Demostraciones experimentales

El Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca exponía recientemente los primeros resultados de un proyecto sobre Agricultura Ecológica. Los datos arrojados por esta investigación demuestran que esta modalidad de producción ofrece una mayor rentabilidad económica que la convencional. Se trata de una razón más para apostar por este tipo de agricultura, que se suma a las ya conocidas ventajas de fertilidad, respeto medioambiental, sostenibilidad…

Si quieres más información sobre el proyecto, no dudes en visitar su página web.